Las inversiones previas rinden fruto en las piscinas municipales

Tras finalizar la temporada estival, se ha contabilizado un aumento tanto de visitantes como de facturación en Segóbriga Park, debido a la nueva manera de compra de entradas on-line, a la reunificación de las tarifas y a las obras realizadas por el anterior equipo de gobierno, mientras que la de Peñalba ha reducido ligeramente sus cifras. Los datos son los siguientes:

Segóbriga Park

2019 Usuarios 33.580 pax Recaudación 143.788,70€
2018 Usuarios 28.232 pax Recaudación 130.306,05€

Peñalba

2019 Usuarios 12.014 pax Recaudación 22.088,85€
2018 Usuarios 12.865 pax Recaudación 23.730,30€

El complejo acuático Segóbriga Park se vio obligado a cerrar sus instalaciones los días 24 y 31 de julio y el 28 de agosto, cierre que afectó a unas 1.000 personas a los que se les ofreció la posibilidad de cambiar sus entradas para otro día o devolución del importe. La gran mayoría optó por regresar otra jornada. La pérdida económica se calcula en torno a los 5.000 €. La piscina de Peñalba se vio afectada por estos hechos los días 7 y 28 de agosto, aunque el cierre total solo se realizó esta última jornada que afectó a la piscina grande.

Las piscinas municipales han estado abiertas desde el 14 de junio hasta el 31 de agosto (Peñalba) y 1 de septiembre (el complejo acuático Segóbriga Park). Hay que tener en cuenta que en la anterior legislatura se realizaron numerosas obras de adecuación de ambas piscinas, por un importe cercano a los 70.000€. En cuanto a las actuaciones realizadas en Segóbriga Park, se creó un baño para minusválidos y se instaló la venta online de entradas, colocando tornos automáticos y un nuevo equipo informático para su gestión. También se ha mejorado el aspecto tanto de vestuarios como zona de atención, taquilla y botiquín, colocando cristales en el mostrador, nuevas puertas, falso techo y nueva iluminación, así como reposición de sanitarios y lavabos en los vestuarios. Así mismo se han adquirido bancos y perchas nuevas para colocar en los vestuarios y se han instalado taquillas de uso para los clientes, que mediante un depósito de 5 euros, han podido utilizar diariamente. En la piscina de Peñalba se ha ampliado el bar existente cubriendo el porche y uniéndolo con el habitáculo que ya servía de cocina.

Previo a su apertura, también con el anterior equipo de gobierno, se realizaron las labores de puesta en marcha por la brigada municipal, como adecuación del césped, limpieza exterior, colocación sombrillas, reparaciones baños y pintura de suelo en Segóbriga, entre otras acciones. Al mismo tiempo, se realizó la desinfección de legionela; el tratamiento de desinsectación, desratización y desinfección de ambas piscinas; así como las analíticas de agua exigidas según Real Decreto 742/2013 y Decreto 255/1994 del Gobierno Valenciano, antes de apertura y durante los meses de servicio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: