Miseria tras la fachada, la herencia que nos dejaron

opinión del psoe

Hace poco ha comenzado la renovación de la entrada y los vestuarios de Segóbriga Park, uno de los atractivos turísticos. Vamos a destinar 60000 euros a modernizar la venta de entradas y adecuar las instalaciones que, en el caso de los vestuarios, todavía datan delos años 60. Necesitaban urgentemente una puesta al día para responder a las necesidades y requerimientos de una sociedad, de unos clientes y de unos ciudadanos del siglo XXI.

Y este caso de instalaciones obsoletas y desatendidas no se da sólo en el Segóbriga Park. Ha habido o hay multitud de actuaciones sobre instalaciones que fueron inauguradas a bombo y platillo y, una vez colocada y descubierta la placa, han sido dejadas sin intervención alguna hasta nuestros tiempos. Así pues, cabe recordar las instalaciones sobre la Capilla Virgen de Gracia, sobre el multiusos,sobre el polideportivo, sobre los colegios (cuyo mantenimiento corresponde al Ayuntamiento y redunda en nuestros hijos), sobre la olvidada piscina cubierta, sobre la Ciudad Deportiva, sobre el CADES,sobre la oficina de turismo, sobre infinidad de calles y farolas que se han parcheado,reparado, remozado o actualizado… Teníamos un Segorbe caducado, carente de mantenimiento y cuidado, que no servía a los ciudadanos y que no había entrado todavía en el siglo XXI. Tras la fachada y los anuncios sólo habían miserias escondidas.

La obsesión enfermiza del PP por inaugurar y construir y llenar de placas y de instalaciones para cubrir expedientes, para ganar elecciones, nos deja estos lodos: edificios e instalaciones obsoletas que ahora se llevan gran parte del esfuerzo y del presupuesto para que se pongan al día. Y ahí estamos, ejerciendo la responsabilidad que otros no ejercieron cuando debieron. No nos preocupan las placas,nos preocupa que los servicios que disfrutan los segorbinos,olvidados tras su inauguración, vuelvan a recuperar la función que siempre debían haber tenido: servir a los ciudadanos.

Seguimos trabajando para modernizar un Segorbe que ya ve la luz de los nuevos tiempos, de los jóvenes, de los servicios y de las personas. Para demostrar que se puede gobernar con sensatez, honradez y sentido común.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: