Opinión

El Segóbriga Park, un caos de desgobierno e inoperancia

A propósito del Segóbriga Park

Que estamos viviendo un verano insólito, eso es innegable. Desde el Partido Socialista queremos denunciar públicamente el comportamiento incívico que ciertas personas están llevando a cabo en las piscinas de nuestra localidad. Sabemos que es muy difícil evitar este tipo de comportamientos por parte del personal que está a cargo de las piscinas, pero no por eso podemos dejar de exigir unas instalaciones adecuadas, con un mantenimiento adecuado que no ponga en riesgo la salud de los usuarios y las mejores condiciones laborales para los profesionales que allí trabajan.

Desde el pasado mes de junio la transparencia ha desaparecido de Segorbe, son muy pocas las noticias que salen desde el despacho de alcaldía, y las que son publicadas adolecen de una subjetividad fuera de lo normal tratándose de una administración pública, que es de todos los segorbinos y segorbinas.

¿Saben ustedes que muchos usuarios del Segóbriga Park se han quejado por el mal funcionamiento y estado de las instalaciones? Se trata de deficiencias que se han dado una vez el parque se puso en funcionamiento hace dos meses, deficiencias a las que el actual equipo de gobierno y la concejala responsable, Ángeles Gómez, hacen oídos sordos. No es posible que la zona de jacuzzi esté averiada más de 15 días, que haya una escalera de salida de la zona de baño rota o que muchos azulejos estén propiciando cortes. Desde el Partido Socialista creemos que es necesario reparar cuanto antes estas deficiencias y no llegamos a comprender la desidia y la inoperancia de la concejala ante esta situación.

¿Saben ustedes que el recinto se debería haber cerrado cinco veces debido al comportamiento incívico de ciertas personas? Desgraciadamente, como hemos denunciado en este artículo, existe un reto viral que consiste en defecar en las piscinas públicas. ¿Qué pensarían si les dijéramos que no han sido solo dos veces en las que alguna persona ha defecado en el Segóbriga Park? Para ser exactos este verano han sido cinco las veces en las que se han encontrado excrementos dentro de la zona de baños. La concejala Gómez vuelve a guardar silencio y oculta la verdad, poniendo en riesgo la salud de los usuarios. Si se defeca en la piscina, esta debe someterse a un tratamiento de las aguas y permanecer cerrada durante veinticuatro horas para eliminar las bacterias que produce defecar en el agua. En este caso, el Segóbriga Park solo ha estado cerrado dos veces en todo el verano, ya que solo dos veces el Ayuntamiento de Segorbe ha hecho público que se ha producido esos actos vandálicos, siendo el último, este fin de semana. Tristemente, con el comportamiento de la concejala se está poniendo en peligro la salud de los usuarios del recinto. Desde el Partido Socialista debemos de denunciar los atropellos que se están cometiendo por parte de la Concejalía de Piscinas y pedimos que cuando se produzcan defecaciones en la zona de baños, cierre la piscina como la normativa estipula y desinfecte las aguas para que la utilización de la instalación por parte de los usuarios no pueda repercutir negativamente en su salud.

Por último y no menos importante, ¿saben que el Ayuntamiento de Segorbe a través de la empresa adjudicataria de las piscinas de la localidad prohíbe hablar a los trabajadores con los medios de  comunicación? ¿Tiene miedo el equipo de gobierno de que se sepa la verdad? ¿Quiere acaparar la concejala Ángeles Gómez todos los focos? Lamentable es que después de cuatro años de libertad para hablar o para opinar, el Ayuntamiento de Segorbe vuelva a instaurar un régimen de censura contra los trabajadores, y por consiguiente, contra todas aquellas personas que no opinen lo mismo de aquellos que hoy están al mando.

El Partido Socialista no va a dejar de denunciar este tipo acciones que perjudican a las personas y a la imagen de nuestra ciudad en el exterior. Le recomendamos a la concejala de piscinas que se deje ver más por ellas, que no vaya solo cuando hay medios de comunicación, que cumpla con sus obligaciones, que pregunte a los trabajadores cuál es su situación laboral, que por todos los medios que tiene al alcance de la mano la mejore, y que al fin y al cabo, realice las funciones por las que ha sido elegida.

Deja un comentario